Blog de Belleza

Cómo curar los forúnculos: cicatrices

cicatriz forunculo

Saber cómo curar un forúnculo es muy importante si no quieres cicatrices feas. Pero probablemente las tengas de todos modos.

No sé si será la edad, el tiempo o si serán las casualidades, pero desde que publiqué cómo curar los forúnculos a la gente de mi alrededor no paran de salirle golondrinos (que es como se les llama en mi tierra). Supongo que es menos tabú 🙂

Lo que poca gente sabe son las cicatrices tan feas que pueden llegar a quedarse, por lo que creo necesario recalcar lo importante que es una buena curación y una excelente atención posterior.

Mi primer golondrino apareció en mi axila derecha allá por abril del 2013, cuando estaba de vacaciones en Londres; desde entonces pasó más de un mes para que terminara de recuperarme de él y de otros tres más que aparecieron poco después. Todos a la vez. Enormes. Dolorosos. Malditos… Tan morbosos…

[Tweet “Llamadme ¡guarra’, pero amo el morbo de ver cómo supura un forúnculo.”]

A día de hoy, meses después, es tiempo de hablar de cicatrices. Tengo un lunar grisáceo en cada axila (soy afortunada porque son cicatrices muy lights). El de la axila izquierda está a punto de desaparecer (espero, porque cada vez está más clarito) pero el golondrino de la derecha me ha dejado, además de un color oscuro, un recuerdo en forma de quiste de medio centímetro. A veces supura un poco de grasa, y no sé si durará mucho tiempo… Es el que peor tuve.

cicatriz forunculo

A esta altura veo cómo la gente se echa vinagre o se frota una patata para aclarar la piel del sobaco, incluso rumorean con la hidradenitis supurativa crónica o de cómo mejorar la piel de las axilas mediante la depilación láser. Lo cierto es que hay mucha gente con cicatrices producidas por forúnculos intentando aún encontrar un remedio particular.

Y yo me pregunto, ¿es algo con solución? Cada uno tenemos un tipo de piel diferente, unos hábitos distintos y una vitalidad extremista en estas situaciones, cosa que también saben los médicos. En medio de la incertidumbre, yo quise paliarlo de la forma más natural posible. Cogí la costumbre de no echarme desodorantes y utilizar Cristalmina o similares tras la ducha, de aplicar factor solar ante exposiciones e incluso de echar una crema hidratante cada noche para aclarar la piel. Si no lo hubiera hecho, estoy segura de que serían poemas ahora. Además, el deporte me está ayudando a “limpiar” la piel.

Sé que desaparecerán y no volverán, tiene pinta. Pero no solo por haberlos curado y darles un tratamiento posterior, sino porque también estoy previniendo a través de nuevos hábitos cotidianos. Al fin y al cabo, una vida más saludable, higiénica y ordenada parece ser el mejor remedio estético, incluso para estos pequeños golondrinos.

You Might Also Like

2 Comments

  • Reply
    Noelia
    18/04/2016 at 9:29 pm

    A mi salio en la nariz y me a quedado algo rojiso , por favor si alguién sabe como desaparecerlo o por lo menos que se quite el color rojiso lea ageadecería un montón.Gracias

  • Reply
    natisac
    10/01/2016 at 3:31 am

    si, es verdad la mejor solucion a los forunculos es buena alimentacion ejercicio e higene 😉 a mi tambien me salieron un monto seguidos :)…….

  • Leave a Reply