Videos

Gimnasio Curves: adiós

Me hicieron sentir mal por firmar una revocación a la que tenía todo el derecho. Me hicieron sentir mal por tener kilos de más y me hicieron sentir mal por tener este blog. Gimnasio Curves: adiós.

Durante 14 meses y más de 500 euros he estado apuntada a un Gimnasio Curves de mi localidad. He estado muy contenta pero últimamente no podía ir por motivos personales, por lo que ayer mismo decidí ir a firmar mi revocación.

Tras firmar y, entre varios silencios y aires de superioridad, para mi sorpresa, la dueña de la franquicia se dirigió a mí a través de unos comentarios injustos sobre mi físico y que me parecen lamentables. Nada más llegar a casa subí este vídeo a mi canal donde lo explico todo.

Entre otras cosas, le dije que me seguía manteniendo a través de dieta, a lo que me respondió con un “pues yo te veo más gorda”. Incluso, me invitó a pesarme de nuevo para comprobarlo. Por supuesto, lo vi todo fuera de lugar. Aluciné.

Tenía pensado volver algún día, pero no lo haré.

Sé que en todas las franquicias Curves no hay gente así. Sé que adoraba a mis entrenadoras porque, aunque no iba mucho, me entendían y me ayudaban. Pero también sé que un entorno que proviene de alguien así, no quiero pagarlo.

A la dueña del gimnasio Curves Tomares también le pediría que amara su trabajo y a sus clientas. No todo es sentarse a cobrar. Cuando se trabaja con el físico de la gente hay que tener mucho cuidado. Comentarios como éstos pueden dar lugar a problemas alimenticios, de complejos y, sobre todo, psicológicos. Hay que saber decir las cosas y, si no se saben decir, mejor es callarse.

No me importa aceptarlo: tengo complejos. Sin embargo, puedo vivir con ellos mientras decido mejorarlos; es algo que absolutamente nadie puede reprocharte. Y mucho menos, que pongan en duda algo que tanto te ayuda y a lo que dedicas tantas horas, como en mi caso este blog.

Podría callarme, pero tenía que contarlo. Empresas así repugnan.

“Que nadie te diga que no mereces hacer lo que haces, ni que deberías ser de otra forma”. María.

You Might Also Like

12 Comments

  • Reply
    belen lopezz2014
    15/08/2017 at 1:17 pm

    Es verdad tienen aires de superioridad las dueñas de estos locales de curves

  • Reply
    Pablo
    14/08/2015 at 12:14 pm

    Me parece lamentable que en España, existiendo leyes contra la discriminación sexual existan gimnasios donde no se permita el acceso a los hombres. Pero aún más lamentable es que existan mujeres que estén dispuestas a pagarlos.
    Después cuando se sientan discriminadas en cualquier aspecto de su vida pondrán el grito en el cielo y reclamarán igualdad.
    La excusa para la existencia de estos gimnasios es que las chicas gorditas supuestamente se sienten cohibidas por la presencia de hombres mientras ellas hacen deporte. Una chica que tenga ese problema debería ir a un psicólogo o psiquiatra antes que optar por un gimnasio segregacionista. Hablando claramente, a las chicas gorditas no se las suele mirar mucho entre los hombres.Las que sí lo hacen y hacen comentarios dañinos son otras mujeres, y de esas os encontraréis igual en los gimnasios femeninos.

    • Reply
      María Rodríguez
      14/08/2015 at 1:18 pm

      Hola Pablo. Muchas gracias por tu comentario. Evidentemente habrá muchos casos, éste fue el mío… Todas las mujeres sufrimos complejos y por eso existen este tipo de gimnasios. No los defiendo por ello y estoy de acuerdo contigo en todo, excepto en que haya que ir a un psicólogo porque te dé vergüenza hacer deporte 😉

  • Reply
    Marta sevilla
    11/05/2015 at 10:04 am

    Hola wapa,vaya tela con la experiencia…. Yo he ido a varios gyms,el primero,uno en nervion,no de curves,sino uno en el que las chicas te miraban por encima del hombro y competian por ver quien iba mejor conjuntada y hasta había sonrisitas porque una gordita iba al gym…lo dejé.Luego fui al de la universidad, aquí cada uno iba a su rollo…muy impersonal, y como que pasaban de ti. Seguí engordando,y con el trabajo apenas tenía tiempo,escuché lo de Curves…y me animé. Me atendieron genial y eran un encanto,pero iba a con la mosca porque ya me habían decepcionado otros gyms anteriormente…. Estuve allí 9 meses,y perdí 12kilos,me lo pasaba genial,y las chicas estupendas,sobre todo perdí volumen ,4 tallas menos…..lo dejé porque me quedé embarazada y tenía que estar en reposo.Pero pienso volver,porque al menos en este curces son encantadoras,te cuidan,te ayudan y te dan animos

  • Reply
    Inma
    27/04/2015 at 12:06 pm

    Vaya tela… yo soy de Sevilla y estaba buscando opiniones sobre estos gimnasios, pero creo que voy a buscar otra opción, aunque no todos serán igual, ya no me apetece ir, eso de que haya que avisar con no sé cuento tiempo para poder bórrate, tampoco me convence, si me surge un problema y no puedo ir ni avisar con antelación ¿qué pasa? En fin, que hay muchísima oferta como para ir a un lugar donde nos hagan sentir mal. Muchas gracias por contar tu experiencia, espero que llegue a muchas personas para que no “le den de comer” a gente que realmente no se preocupan más que de coger dinerito fresco.

    • Reply
      María Rodríguez
      30/04/2015 at 1:25 am

      Gracias a ti Inma; hablo más de la actitud de la mujer que de la cadena. Entiendo que la mayoría de sus trabajadores son profesionales -¡sino, vaya mundo! Un besito preciosa.

  • Reply
    pepa
    31/03/2014 at 9:17 pm

    Hola

    Yo hará cosa de un año que me acerqué al de la c/ Valencia en Barcelona para informarme.
    Tuve que pedir cita previa, como en el médico.
    Bien, pues, ni me atendieron. Al llegar, una chica me dijo que por equivocación nos había dado citado a dos personas a la vez y que tenía que irme. Le dije que había tenido que organizarme para acudir (la cita era de tarde y mi pretensión era ir de mañanas) dejando a los niños a cargo de alguien y que ya me esperaba a que acabase de atender a la otra persona.
    Pues me dijo que era imposible. Como la ví tan seca y “borde” me puse seria y le dije que ya que el error era suyo era lo menos que podía hacer… Nada. No hubo forma.
    Así que me marché.

    Al día siguiente llamé pidiendo hablar con un superior y expliqué los hechos. Se disculparon.

    No he vuelto. Ni creo que vuelva.

  • Reply
    pepa
    31/03/2014 at 9:08 pm

    Hola

  • Reply
    Marta
    10/01/2014 at 7:03 pm

    Hola María.
    Me parece muy justo tu video y tu opinión. Jamás nadie debe hacerte sentir mal por como eres o las decisiones que tomas. Yo trabajo en un gimnasio de esta cadena y quería decirte que, como yo, hay excelentes profesionales que tratamos a cada mujer con muchisimo respeto. No tod@s somos iguales, ni socias ni empleados. No tod@s entrenamos igual, ni vivimos igual, y tod@s merecemos el mismo respeto. Lamento muchisimo tu experiencia y considero que es mormal que te sientas así. Nunca dejes que nadie te acompleje, y sigue haciendo ejercicio, porque pierdas peso o no, será bueno para tu salud, que es lo más importante. Besos.

    • Reply
      María Rodríguez
      11/01/2014 at 1:13 pm

      Hola Marta!! Muchísimas gracias por tu comentario 😉 Sé que así solo hay pocas personas (o eso espero), así que es un aliciente saber que hay gente como tú que de verdad ayuda a gente como yo. Un besito guapísima, gracias por tus palabras.

  • Reply
    Laura
    27/12/2013 at 12:05 am

    Hola María,
    Yo tuve una experiencia muy parecida a la tuya. Yo iba al Curves de Sant Cugat, y acabe amargada, siempre con las dietas y el perder peso. Nunca me llamaron gorda, pero me lo daban a entender. Y encima cuando me borré tuve que pagar 100 euros, 50 de penalización y 50 del mes siguiente por no haber avisado antes. En fin, hay mas gimnasios.
    Tu estás estupenda, vivimos en una sociedad obsesionada con estar super delgadas, es una lástima.
    Un abrazo.

    • Reply
      María Rodríguez
      27/12/2013 at 6:09 pm

      Nena gracias por compartir tu experiencia! Está claro que no volveré a Curves… pero mira, desde entonces me he animado a caminar y dar paseos como ejercicio y hasta he bajado de peso. Que nada ni nadie te quite la sonrisa! Besos corazón

    Leave a Reply