Browsing Tag

pelo ondulado

Blog de Belleza

Cuidar el pelo rizado para que esté sano

pelo rizado sano

Siempre quise tener el pelo liso. Y sin embargo ahora, no cambiaría mi pelo rizado. Pero debo seguir aprendiendo.

Tener el pelo rizado es complicado. Se seca, se te encrespa, lo odias… y a veces desearías rapar toda tu cabeza. No es fácil vivir con pelos de leona.

Cuidar el pelo rizado

Muchas me preguntáis que cómo cuido mi pelo rizado, que es más rizado que el de la imagen (ver foto más abajo). Y yo tengo un secreto: apenas lo hago. Envidia me dan a mí también los pelos Pantene… de los que, por cierto, habla la revista de Procter&Gamble, que tiene consejos para el cuidados del cabello muy curiosos. También os invito a conocer sus trucos de belleza de los que ya estoy cogiendo nota 🙂

Me queda mucho por aprender en este campo. De momento os explico mi experiencia como felina aprendiz en camino hacia un cabello sano.

Me he dado cuenta de que soy persona poco a dada a las planchas, a los secadores, a los protectores de calor, a espumas y gominas… y hasta huyo del cepillo. No creo en nada que enmascare un pelo sano o que suponga que el pelo no vaya a tener movimiento natural.

Por el contrario, lo que sí hago es utilizar productos poco agresivos o más naturales que me aporten brillo y, sobre todo, hidratación: champús de glicerina con extractos vegetales, mascarillas muy nutrientes, colágeno, sérums…

Pero, ¿cómo es mi pelo?
No todos los pelos rizados son iguales. El mío tiene las siguientes características:

  • Cabello muy fino.
  • Mucha cantidad.
  • Ondas anchas y bucles irregulares.
  • Pelo seco
  • Se encrespa muy fácilmente, aunque esté hidratado.
  • Los rizos se deforman fácilmente.

Mi ritual

Se basa en obtener un óptimo resultado durante el momento de la ducha:

  1. Lavo 2 veces seguidas mi pelo con champú de glicerina. Utilizo siempre mascarillas en sustitución a cremas suavizantes, y la dejo actuar durante 2 minutos. Intento retirar casi siempre con agua fría.
  2. Al salir de la ducha, cepillo el pelo de puntas a medias, peino la raya en medio (actualmente) y retiro la humedad posteriormente con la toalla. Es el único instante en el que me peino.
  3. Jamás utilizo secador, ni incluso en invierno. Siempre lo hago al aire libre y no me mojo nunca el pelo si son más de las 20:00 de la tarde porque tarda horas y horas en secarse por completo.
  4. Si creo que lo tengo demasiado deshidratado, aplico en las puntas algún sérum hidratante aún con el pelo húmedo.
  5. Una vez cada 10 días aplico colágeno junto a la mascarilla.

Y ahí termina todo. No hay más. Algún baño de aceite de oliva estacionario para aportar hidratación extra, que es lo que más necesitamos “las rizadas”. Y si me apetece, muy de vez en cuando aliso el pelo sin productos extras y con una plancha que no supera los 180 grados de temperatura.

La ducha es el momento en el que soy ama y dueña de mi pelo. El resto del tiempo… él es dueño de mí. Así que si me véis alguna vez en la calle probablemente podáis asustaros…Aquí os presento a “mi yo” natural en Londres.

Pelo rizado

¿Mi consejo para domarlo?: las horquillas. Quitan el pelo de la cara sin destrozar el rizo y disimulan algún pelillo suelto.

Ésto es todo lo que sé que funciona conmigo. ¿Y tú, cómo cuidas tu pelo rizado?

Videos

Cómo planchar el pelo rizado

Si tienes el pelo rizado, éste será tu alisado estrella.

Hace años que no voy a la peluquería. Ni para peinarme, ni para cortarme. Me fío más de mí misma, que conozco mi pelo. Y como no me corto -valga la redundancia-, a cualquier evento voy peinada de esta guisa cuando quiero un pelo liso y bonito. Y es que un pelo rizado sólo lo entiende una misma. Es difícil de planchar, y más aún de que el resultado de un alisado sea bueno. ¿Quién mejor que tú para adiestrarlo?

Cualquier cabello rizado que se alise tiende rápidamente a subir y encresparse (somos la ley anti gravitacional) y por eso debemos darle peso justo abajo, para “estirarlo”. Justo en un vídeo de hace tiempo ya te explicaba cómo planchar un pelo rizado u ondulado.

Ahora he cambiado en algo mi rutina y mis productos (tienes el nuevo vídeo arriba) pero el resultado es prácticamente el mismo. Cuando pasan las horas, las ondas se van deshaciendo y el pelo queda más liso, con una pequeña forma al final. Ten en cuenta que tener el pelo rizado y pretender que esté completamente liso en las puntas, no te durará y se encrespará pronto. De esta forma, puedes llevarlo hasta 4 días sin retocar.

Qué he utilizado:

Notas importantes para alisar un pelo rizado

¿Protector del calor? Ni por asomo se me ocurre utilizar protectores del calor, aunque suene feo decirlo. No he encontrado uno que funcione: tengo el pelo muy seco y los protectores tienden a engrasarlo y dejarlo pegajoso, por lo que el peinado no dura nada.

Mejor sin laca. Tampoco utilizo lacas: la laca sella el cabello y no permite su movimiento natural; es importante que el cabello alisado se mueva, porque sino se encrespa.

No al secador. Es la clave. Siempre, siempre y siempre dejo que el pelo se seque al natural, sin secadores, y espero mínimo al día después de lavarlo para plancharlo. El pelo está completamente seco y más hidratado que si utilizas secador.

La plancha. Procura que sea, al menos de cerámica y otras tecnologías que no dañen el cabello. Y por supuesto que no supere una temperatura superior a 180 grados. Para cabello finos, lo ideal son 150 grados (como en el vídeo) y para los más gruesos hasta 180 grados. Si la temperatura es superior, sería una bomba y el cabello se estropearía.

Pelos al sol. Tras plancharlo, si buscas unos pocos de rayos de sol te vendrán genial para sellar el peinado aún más. El pelo se calienta un poco más ya alisado y ayuda a que no se encrespe.

Como véis, soy más de confiar en la naturaleza que en muchos productos, y gracias a ello conservo mi cabellera. Y tú, ¿tienes el pelo rizado? ¿Cuál es tu fórmula para alisarlo?

Blog de Belleza

El aceite de argán: ¿cabello con mejor aspecto?

Hace un par de semanas compré el aceite de argán de Mercadona, y de momento no dejo de usarlo, aunque ya esté notando cierto rechazo…

Andaba detrás del aceite desde que me lo echaron en la peluquería este verano después de alisármelo, con el cabello seco. Al parecer, me lo dejaba más nutrido, a pesar de que el alisado me durase mucho menos (ya sabéis que estoy en contra de los productos de cabello para alisar). No me duró el pelo liso, ni con la GHD llegaba a si quiera 1 hora.

Quería probar con el pelo húmedo y aquí me hallo: entre amarlo y odiarlo.

Suelo echármelo tras lavarme el pelo, con el cabello húmedo. Solo dos sprays en la mano dan para todo mi pelo, sin llegar a engrasarlo. Me deja el rizo más definido, bonito y más nutrido cuando se seca, eso es cierto… pero al poco, tachán: ¡pelo más seco todavía!

La sensación de acartonado es cuanto menos desagradable y hace que el pelo se vuelva extrañamente moldeable… tanto, que aplasta los rizos, deja el pelo sin vida en algunas capas y otros horrores más. Es como tener el pelo sucio en menos de lo que te esperas, como de un día de playa.

Supongo que a cada uno le irá de un modo diferente, pero no veo que sea recomendable para cabellos grasos y cuanto menos, los rizados u ondulados. Ya podéis imaginar que dude de que nutra el cabello; en mi opinión, hidrata como cualquier aceite lo haría a primera impresión, pero por un tiempo limitado y sin engrasar demasiado.

Estoy dejando de creer en los aceites para cabello usados con el pelo limpio. No veo que funcione y, realmente tampoco es del todo higiénico. Es mejor usar los aceites previamente a la ducha, en cantidad para hidratar del todo, pero con un lavado posterior. De hecho, sigo prefiriendo mi fórmula mensual – bimensual del aceite de oliva. Lo nutre en profundidad pero el cabello queda sin grasa tras lavarlo. Imagino que con el argán funcionaría, pero sería también extra caro. Lo mismo empleo lo que queda del bote en probar…

Y a vosotr@s, ¿cómo os va?

Blog de Belleza

Pelos rizados: Cómo alisar y mantener un liso perfecto

No es tarea fácil la de mantener un pelo alisado, sobre todo cuando tu cabello es rizado u ondulado, y para ello hay que tener buena actitud.

Yo utilizo la plancha GHD, y por supuesto que es una de las cosas más importantes que hacen que el alisado me dure hasta 4 días sin retocar. Pero independientemente de ello hago otras acciones sencillas que me facilitan mantener el pelo liso, y sin nada de esfuerzo o productos adicionales:

1-Lava el pelo de la forma más natural y profunda posible. El pelo debe quedar limpio, hasta que “chirríe”. Yo hago 2 aclarados y después utilizo una mascarilla nutritiva, la habitual. No más.

2- Seca el cabello al aire libre. No utilices ningún tipo de secador, ya que podría inducir un encrespamiento del cabello. Yo espero al día siguiente para plancharlo.

3-Utiliza una plancha cerámica o con turmalina que te dé la posibilidad de hacer ondas. Plancha de forma habitual y haz un giro de muñeca al final del mechón. Dejando peso al final del cabello con una onda ligera, no tenderá a rizarse el mechón, ya que el cabello tendrá caída. No te preocupes, la onda desaparecerá tarde o temprano, pero el cabello seguirá teniendo peso.

4- Durante el planchado, coge mechones finos y pasa la plancha una sola vez de forma lenta. Una segunda pasada, en caliente, encrespa.

5-Tras el planchado, deja que el cabello se enfríe de forma natural sin utilizar otra fuente de calor y sin tocarlo.

6- No utilices ningún tipo de laca, acondicionador, hidratante, aceite o similar. El pelo rizado es seco por naturaleza, pero cuando lo alisamos tiende a engrasarse más (además solemos tocarlo mucho, y eso da ya grasa al cabello).

Te puedo asegurar que el cabello dura liso mucho tiempo, sin echar ningún tipo de producto. El resultado es muy bonito y brillante, y contra más tiempo pasa más liso se queda. Eso sí, alguna mañana tendrás que retocar un poco alguna zona si se ondula, nada más.

Si probáis, ¡contádmelo!