Browsing Tag

polvos

Videos

Cómo aplicar polvos y colorete

Se acabó el síntoma de recargar el rostro. Hoy te explico cómo aplicar polvos y coloretes para lucir de una forma natural.

Normalmente (y generalizo) queremos obtener con los polvos el resultado más auténtico de nuestro rostro. Y la verdad, amiga, es que es solo un complemento. Ni se utilizan solos ni a bien recargar. Te explico por qué.

Los polvos son un complemento de la base de maquillaje para matificar el rostro y sellarlo (osea, para que dure más), no para dar color ni para cubrir imperfecciones. Es más, no tienen ni por qué usarse. De hecho, yo no los uso… (mi maquillaje consigue prolongarse y estar mate sin problemas). Se aplican de forma minoritaria y en ciertas partes donde hemos aplicado maquillaje: barbilla, nariz, frente…

Entiendo que hay quien adora la textura de los polvos y se basta con aplicar una capa con brocha tras la crema hidratante pero, entended que el sentido es que la textura “polvo” se cae en pocas horas y su aplicación no garantiza una uniformidad en el tono de la piel. Recuerda: aplica una pequeña capa de maquillaje fluido siempre previamente, o una BB cream. Vas a relucir de forma mucho más natural y no tendrás que estar pendiente de retocar los polvos que se van cayendo.

Sobre los coloretes, también me gusta recomendar la aplicación en crema o fluida. Es el tipo de textura que más agarra la piel y, por tanto, dura más. Es genial, además, ver cómo un simple labial puede obtener dos funciones diferentes: colorear los labios y colorear las mejillas.

Ábrase el dilema textura “polvos”. ¿Cómo lo hacéis vosotr@s?

¡Feliz vídeo!

Blog de Belleza

Mis imprescindibles de maquillaje

Sí, todo es MAC. Soy anti-MAC para labiales y otras tantas cosas más, pero esta marca es mi aliado perfecto para lo básico: corrector, maquillaje, polvos y delineado.

Corrector: Studio Finish SPF35, tono NW30.

Maquillaje: Studio Fix Fluid SPF 15, tono NW25.

Polvos: Studio Fix, tono NW25.

Delineador: Fluidline en color Blacktrak (lo uso desde hace casi 4 años, es mi tercer botecito).

Puedo decir en voz alta que “no puedo vivir sin ellos”. Se han convertido en mis imprescindibles y os voy a dar mis razones:

1-Duran mucho, mucho tiempo. Gracias a las pigmentaciones y a las densidades que tienen los productos, con un poco basta. Usándolos a diario me duran una media de 10 meses o incluso más (el delineador Balcktrack más de 1 año).

2-Precisamente eso, tienen las pigmentaciones y densidades perfectas para cubrir y maquillar.

3- Son rentables. Aunque tienen fama de caros, creo que no tienen un precio demasiado elevado comparado con otras grandes marcas, sumándole la durabilidad que conlleva comprarlos. Antes utilizaba la Teint Idole Ultra de Lancome (42 euros aprox) como maquillaje o gastaba 3 máscaras de pestañas al año.

4-Existe el tono exacto de mi piel. Y da igual la época del año que sea, el maquillaje parece que se me adapta esté más o menos morena (aunque entiendo que eso no nos pase a todas). Yo lo compré en pleno invierno, que es cuando menos color tengo, y también he podido utilizarlo en verano.

5- El resultado es muy profesional y duradero. Tapa todas mis imperfecciones, me deja la piel como si pareciera un melocotoncito y además dura, dura y dura sin que el maquillaje se caiga. De hecho, dejé de utilizar primers de rostro.

¿No son razones suficientes? A mí al principio no me convencía, pero decidí apostar con lo mejor que había oído de esta marca para probar y no me arrepiento para nada. He repetido y repetiré.

¿Qué pensáis de estos productos? ¿Los tenéis? ¿Los habéis probado pero conocéis productos mejores? Aunque cada una tiene un tipo de piel y unas características diferentes, puede ser que déis con algo que os vaya mejor, y quiero saberlo si es así! Probar, probar, probar… esa es la cuestión 🙂 Mil besos.