Browsing Tag

puntos negros

Blog de Belleza

Los milium: cómo acabar con las bolitas de grasa de la cara

los milium bolas de grasa

Hace ya tiempo era muy habitual que tuviera una bolita blanca muy pequeña en la zona del párpado, a veces en el límite con las pestañas. Y cuando desaparecía, aparecía otra. Era como una mini verruga, o como un granito de grasa duro… jamás supe comprender qué era.

La esteticista de mi madre me dijo una vez que aquello era un “milium“, y que simplemente era una bolita de grasa que sale normalmente en el rostro, que aparecería y desaparecería de vez en cuando y que no lo tocara. Sin hacer nada, han pasado años y no han vuelto a aparecerme los milium de forma tan habitual en la zona de los ojos, creo que por acostumbrarme ya a unas buenas rutinas de limpieza cada día. Alguno cae, pero muy de vez en cuando…

Ni son granos ni son puntos negros. Los milium son pequeños quistes de grasa, que no tienen peligro alguno, y que aparecen de forma puntual en el rostro. Dicen los expertos que, por retención de queratina. Pero, ¿se pueden quitar? Claro que sí.

Entendemos que lo mejor y lo más recomendable es ir al dermatólogo y estudiar cada caso, según qué milium. Mi dermatólogo nunca le dio importancia y siempre me dijo que no los tocara, pero yo siempre lo he visto algo antiestético y he tomado las riendas para batallear estas antiestéticas bolitas de grasa.

Se trata simplemente de una pequeña cantidad de grasa acumulada, así que como la piel del milium es bastante dura, (no) se debe pinchar la zona para que la grasa salga. Yo lo hago con una aguja esterilizada, y sin apretar mucho el sebo sale de inmediato. Termino con betadine, y listo: ya no hay milium. Eso sí, se puede quedar una pequeña postilla durante algún día, pero en la mayoría de los casos y por mi experiencia, no me ha dejado nunca cicatriz.

Mi recomendación es que estudiéis dónde lo tenéis, en qué cantidad (a mí me salen 1 o 2 al máximo, pero hay gente que tiene decenas), que os asesore un profesional y que terminéis decidiendo qué hacer; no queremos tener la cara hecha un poema, ¿verdad?

Tienes otra solución contra los milium en este post que es mucho menos agresiva. Y si te gustaría saber de más trucos y consejos de belleza para tu cuerpo, no debes dejar de bajarte mi completa app para Android, donde además podrás ver mis vídeos.

Sígueme también por mis cuentas de Facebook, Instagram y mi canal de Youtube (¡ya somos más de 20,000!). ¡Te espero, cuerpo serrano!

Videos

Tip: Limpieza facial con poleo menta

Reconozco que me encanta el baño turco. Entrar en una sala repleta de vapor y sentir que mi cuerpo se está limpiando, mientras se abre cada poro de mi piel y se renuevan los pulmones. Sentir ese calor… es un gustazo.

Cuando vi a mi compañera de piso en Florencia haciéndose un baño de vapor en la cara, vi la luz. Disponíamos de pocos recursos -la dura vida del extranjero- por lo que la mesa de la cocina se convertía en un spa de vez en cuando.

Igual que ella lo hacía con manzanilla, que tiene propiedades calmantes, a mí me gusta hacerlo todavía con poleo menta. Es un baño un poco más fresco y, con la poca capacidad de la que se dispone en el bol, se puede respirar mucho mejor con el aroma.

No se trata más que de calentar agua, poner la infusión y meter el rostro en el bol. Simple, barato y sano.

Por supuesto, debe ir acompañado de un tratamiento posterior: vuestro ritual de limpieza y exfoliación semanal o un tónico e hidratante. No debemos dejar los poros abiertos sin terminar de sellar el rostro, ojo.

Os dejo a continuación el tutorial y, si lo probáis, ¡hacedlo saber!