Browsing Tag

remedios

Blog de Belleza

Cómo curar los forúnculos: cicatrices

cicatriz forunculo

Saber cómo curar un forúnculo es muy importante si no quieres cicatrices feas. Pero probablemente las tengas de todos modos.

No sé si será la edad, el tiempo o si serán las casualidades, pero desde que publiqué cómo curar los forúnculos a la gente de mi alrededor no paran de salirle golondrinos (que es como se les llama en mi tierra). Supongo que es menos tabú 🙂

Lo que poca gente sabe son las cicatrices tan feas que pueden llegar a quedarse, por lo que creo necesario recalcar lo importante que es una buena curación y una excelente atención posterior.

Mi primer golondrino apareció en mi axila derecha allá por abril del 2013, cuando estaba de vacaciones en Londres; desde entonces pasó más de un mes para que terminara de recuperarme de él y de otros tres más que aparecieron poco después. Todos a la vez. Enormes. Dolorosos. Malditos… Tan morbosos…

[Tweet “Llamadme ¡guarra’, pero amo el morbo de ver cómo supura un forúnculo.”]

A día de hoy, meses después, es tiempo de hablar de cicatrices. Tengo un lunar grisáceo en cada axila (soy afortunada porque son cicatrices muy lights). El de la axila izquierda está a punto de desaparecer (espero, porque cada vez está más clarito) pero el golondrino de la derecha me ha dejado, además de un color oscuro, un recuerdo en forma de quiste de medio centímetro. A veces supura un poco de grasa, y no sé si durará mucho tiempo… Es el que peor tuve.

cicatriz forunculo

A esta altura veo cómo la gente se echa vinagre o se frota una patata para aclarar la piel del sobaco, incluso rumorean con la hidradenitis supurativa crónica o de cómo mejorar la piel de las axilas mediante la depilación láser. Lo cierto es que hay mucha gente con cicatrices producidas por forúnculos intentando aún encontrar un remedio particular.

Y yo me pregunto, ¿es algo con solución? Cada uno tenemos un tipo de piel diferente, unos hábitos distintos y una vitalidad extremista en estas situaciones, cosa que también saben los médicos. En medio de la incertidumbre, yo quise paliarlo de la forma más natural posible. Cogí la costumbre de no echarme desodorantes y utilizar Cristalmina o similares tras la ducha, de aplicar factor solar ante exposiciones e incluso de echar una crema hidratante cada noche para aclarar la piel. Si no lo hubiera hecho, estoy segura de que serían poemas ahora. Además, el deporte me está ayudando a “limpiar” la piel.

Sé que desaparecerán y no volverán, tiene pinta. Pero no solo por haberlos curado y darles un tratamiento posterior, sino porque también estoy previniendo a través de nuevos hábitos cotidianos. Al fin y al cabo, una vida más saludable, higiénica y ordenada parece ser el mejor remedio estético, incluso para estos pequeños golondrinos.

Videos

DRM Gold, rosa mosqueta ¿100% pura?

¡Buenas! Como ya os conté,  Bloguzz (www.bloguzz.com),me ha enviado al fin DRM Gold, un aceite de rosa mosqueta de los laboratorios Fagron.

DRM Gold viene en 10 viales monodosis. Yo la uso en la cara, para eliminar manchas del sol, y en las manos, para las cicatrices de los rasguños que me hace mi gatita.

Sí, hidrata… sí, me ha cicatrizado mejor los arañazos… pero no noto mejoras con respecto a las manchas, ni tampoco penetra muy bien enla piel de mi rostro. ¡Os dejo el vídeo y ya me contáis! Yo creo que he probado otras mejores…

Blog de Belleza

DRM Rosa Mosqueta por Bloguzz

Bloguzz me ofrece la oportunidad de probar las propiedades de la Rosa Mosqueta de la marca DRM, la línea dermatológica que Fagron ha creado para cuidar la piel. La versión Basic es una suave crema de uso diario, mientras que la versión Gold es aceite puro (100% Rosa Mosqueta) presentado en monodosis que evitan la oxidación.

Yo he pedido la edición Gold, que me va a venir genial para las manchas de la piel y algunas arruguitas que tengo alrededor de la boca (consecuencia del tabaco… ejem…).

Pues lo dicho, ¡a la espera impaciente de probarlo!

DRM Rosa Mosqueta Gold monodosis