Browsing Tag

satin hair brush

Videos

Cómo planchar el pelo rizado

Si tienes el pelo rizado, éste será tu alisado estrella.

Hace años que no voy a la peluquería. Ni para peinarme, ni para cortarme. Me fío más de mí misma, que conozco mi pelo. Y como no me corto -valga la redundancia-, a cualquier evento voy peinada de esta guisa cuando quiero un pelo liso y bonito. Y es que un pelo rizado sólo lo entiende una misma. Es difícil de planchar, y más aún de que el resultado de un alisado sea bueno. ¿Quién mejor que tú para adiestrarlo?

Cualquier cabello rizado que se alise tiende rápidamente a subir y encresparse (somos la ley anti gravitacional) y por eso debemos darle peso justo abajo, para “estirarlo”. Justo en un vídeo de hace tiempo ya te explicaba cómo planchar un pelo rizado u ondulado.

Ahora he cambiado en algo mi rutina y mis productos (tienes el nuevo vídeo arriba) pero el resultado es prácticamente el mismo. Cuando pasan las horas, las ondas se van deshaciendo y el pelo queda más liso, con una pequeña forma al final. Ten en cuenta que tener el pelo rizado y pretender que esté completamente liso en las puntas, no te durará y se encrespará pronto. De esta forma, puedes llevarlo hasta 4 días sin retocar.

Qué he utilizado:

Notas importantes para alisar un pelo rizado

¿Protector del calor? Ni por asomo se me ocurre utilizar protectores del calor, aunque suene feo decirlo. No he encontrado uno que funcione: tengo el pelo muy seco y los protectores tienden a engrasarlo y dejarlo pegajoso, por lo que el peinado no dura nada.

Mejor sin laca. Tampoco utilizo lacas: la laca sella el cabello y no permite su movimiento natural; es importante que el cabello alisado se mueva, porque sino se encrespa.

No al secador. Es la clave. Siempre, siempre y siempre dejo que el pelo se seque al natural, sin secadores, y espero mínimo al día después de lavarlo para plancharlo. El pelo está completamente seco y más hidratado que si utilizas secador.

La plancha. Procura que sea, al menos de cerámica y otras tecnologías que no dañen el cabello. Y por supuesto que no supere una temperatura superior a 180 grados. Para cabello finos, lo ideal son 150 grados (como en el vídeo) y para los más gruesos hasta 180 grados. Si la temperatura es superior, sería una bomba y el cabello se estropearía.

Pelos al sol. Tras plancharlo, si buscas unos pocos de rayos de sol te vendrán genial para sellar el peinado aún más. El pelo se calienta un poco más ya alisado y ayuda a que no se encrespe.

Como véis, soy más de confiar en la naturaleza que en muchos productos, y gracias a ello conservo mi cabellera. Y tú, ¿tienes el pelo rizado? ¿Cuál es tu fórmula para alisarlo?