Browsing Tag

tips

Blog de Belleza

Hidratación extra en tus mascarillas para el rostro

Utiliza mascarillas para el rostro una vez por semana y añádeles un toque extra de hidratación.

Tengo la piel seca, lo suficiente para plantearme siempre un plan B para conseguir mayor hidratación. Es por ello que cuando utilizo mascarillas para el rostro les añado un extra para conseguir que la piel esté más hidratada y nutrida: miel. Sí, algo tan fácil y natural como la miel.

Mascarillas para el rostro

No importa del tipo que sean tus mascarillas: revitalizante, hidratante, iluminadora… Añadirles un chorrito de miel antes de la aplicación bastará para conseguir un resultado un poquito más perfecto y una hidratación mucho más profunda.

¿Cómo hacerlo? Coge un vaso de plástico o cualquier pequeño recipiente y haz una mezcla a partes iguales de mascarilla y miel; debes hacerlo justo antes de la aplicación, y no guardarlo para otra ocasión -asegúrate de echar la cantidad que vayas a utilizar-. Al aplicarlo, verás que la textura es mucho más líquida o untuosa, por ello nunca terminará de secarse tan bien a como la mascarilla lo haría sola; espera 5-10 minutos más que de costumbre y retira. Es infalible: el rostro se hidrata.

El ritual de las mascarillas de rostro es semanal. Ahora que cambiamos de estación y el tiempo está loco, incluso podría hacerse dos veces por semana: los cambios de frío y calor afectan a nuestra piel y hay que darle nutrientes, hidratación extra y alguna terapia de choque. Empezar con un poquito de dulce miel no es mala idea, ¿verdad?

¡Feliz lunes!

Videos

Mechas californianas: paso a paso

Unas mechas californianas son la mejor forma de dar un toque de luz a tu cabello, sin dejar de lado nuestro color.

Conozco poco sobre tintes, lo reconozco. Soy de las que siempre han tenido miedo a eso del amoníaco y, si en alguna ocasión lo he hecho, ha sido siempre con tintes naturales. En todo caso, me sentía a gusto con mi color  pero sabía que podía darle un toque más bonito, por lo que la única forma de convencerme últimamente eran unas mechas californianas. ¿No os pasa lo mismo?

Tenía claro lo siguiente:

1- Nada de mechas contrastadas; debían ser mechas sutiles, algo que pareciera muy natural. Un color igual al de mi cabello en unos tonos menos sería suficiente. Nada de rubios ni decoloraciones.

2-Que sería un degradado, desde el color de mi cabello natural hasta las puntas más claras.

3-Que no escogería el rubio más rubio para mi pelo castaño, sino que debía ser un rubio con fuerza y brillo, como el rubio dorado que compré en Deliplus.  Lo escogí porque, según la caja, sobre mi pelo quedaría un castaño pelirrojo, que es como se me queda en verano con el sol.

¿El procedimiento? Muy fácil, en 2 minutos te explico cómo hice mis mechas californianas.

Solo con un peine y el tinte que desees -eso sí, ¡escoge bien y fíjate en la caja!- puedes hacer mechas tan chulas como éstas. A mí me ha encantado el resultado que ha dejado en mi pelo. Os dejo unas fotos en las que se aprecia mejor el color.

mechas californianas

Blog de Belleza

Los milium: cómo acabar con las bolitas de grasa de la cara

los milium bolas de grasa

Hace ya tiempo era muy habitual que tuviera una bolita blanca muy pequeña en la zona del párpado, a veces en el límite con las pestañas. Y cuando desaparecía, aparecía otra. Era como una mini verruga, o como un granito de grasa duro… jamás supe comprender qué era.

La esteticista de mi madre me dijo una vez que aquello era un “milium“, y que simplemente era una bolita de grasa que sale normalmente en el rostro, que aparecería y desaparecería de vez en cuando y que no lo tocara. Sin hacer nada, han pasado años y no han vuelto a aparecerme los milium de forma tan habitual en la zona de los ojos, creo que por acostumbrarme ya a unas buenas rutinas de limpieza cada día. Alguno cae, pero muy de vez en cuando…

Ni son granos ni son puntos negros. Los milium son pequeños quistes de grasa, que no tienen peligro alguno, y que aparecen de forma puntual en el rostro. Dicen los expertos que, por retención de queratina. Pero, ¿se pueden quitar? Claro que sí.

Entendemos que lo mejor y lo más recomendable es ir al dermatólogo y estudiar cada caso, según qué milium. Mi dermatólogo nunca le dio importancia y siempre me dijo que no los tocara, pero yo siempre lo he visto algo antiestético y he tomado las riendas para batallear estas antiestéticas bolitas de grasa.

Se trata simplemente de una pequeña cantidad de grasa acumulada, así que como la piel del milium es bastante dura, (no) se debe pinchar la zona para que la grasa salga. Yo lo hago con una aguja esterilizada, y sin apretar mucho el sebo sale de inmediato. Termino con betadine, y listo: ya no hay milium. Eso sí, se puede quedar una pequeña postilla durante algún día, pero en la mayoría de los casos y por mi experiencia, no me ha dejado nunca cicatriz.

Mi recomendación es que estudiéis dónde lo tenéis, en qué cantidad (a mí me salen 1 o 2 al máximo, pero hay gente que tiene decenas), que os asesore un profesional y que terminéis decidiendo qué hacer; no queremos tener la cara hecha un poema, ¿verdad?

Tienes otra solución contra los milium en este post que es mucho menos agresiva. Y si te gustaría saber de más trucos y consejos de belleza para tu cuerpo, no debes dejar de bajarte mi completa app para Android, donde además podrás ver mis vídeos.

Sígueme también por mis cuentas de Facebook, Instagram y mi canal de Youtube (¡ya somos más de 20,000!). ¡Te espero, cuerpo serrano!

Blog de Belleza

Pelos rizados: Cómo alisar y mantener un liso perfecto

No es tarea fácil la de mantener un pelo alisado, sobre todo cuando tu cabello es rizado u ondulado, y para ello hay que tener buena actitud.

Yo utilizo la plancha GHD, y por supuesto que es una de las cosas más importantes que hacen que el alisado me dure hasta 4 días sin retocar. Pero independientemente de ello hago otras acciones sencillas que me facilitan mantener el pelo liso, y sin nada de esfuerzo o productos adicionales:

1-Lava el pelo de la forma más natural y profunda posible. El pelo debe quedar limpio, hasta que “chirríe”. Yo hago 2 aclarados y después utilizo una mascarilla nutritiva, la habitual. No más.

2- Seca el cabello al aire libre. No utilices ningún tipo de secador, ya que podría inducir un encrespamiento del cabello. Yo espero al día siguiente para plancharlo.

3-Utiliza una plancha cerámica o con turmalina que te dé la posibilidad de hacer ondas. Plancha de forma habitual y haz un giro de muñeca al final del mechón. Dejando peso al final del cabello con una onda ligera, no tenderá a rizarse el mechón, ya que el cabello tendrá caída. No te preocupes, la onda desaparecerá tarde o temprano, pero el cabello seguirá teniendo peso.

4- Durante el planchado, coge mechones finos y pasa la plancha una sola vez de forma lenta. Una segunda pasada, en caliente, encrespa.

5-Tras el planchado, deja que el cabello se enfríe de forma natural sin utilizar otra fuente de calor y sin tocarlo.

6- No utilices ningún tipo de laca, acondicionador, hidratante, aceite o similar. El pelo rizado es seco por naturaleza, pero cuando lo alisamos tiende a engrasarse más (además solemos tocarlo mucho, y eso da ya grasa al cabello).

Te puedo asegurar que el cabello dura liso mucho tiempo, sin echar ningún tipo de producto. El resultado es muy bonito y brillante, y contra más tiempo pasa más liso se queda. Eso sí, alguna mañana tendrás que retocar un poco alguna zona si se ondula, nada más.

Si probáis, ¡contádmelo!