Blog

Un recorrido bajo el sol de la Toscana

Inauguro nueva sección de viajes con este post, porque ya sabéis que siempre ando de acá para allá y creo que merece la pena compartir las experiencias que te hacen sentir bien.

Ya os hablé el otro día aquí de la gran tarta que me hicieron de bienvenida en mi última visita a Florencia. Fue el pasado puente del Pilar en el que aproveché unos días para estar con mi pareja e hicimos algunas excursiones al sur de la Toscana, interminable tierra de paisajes preciosos.

Hoy os hablo de  Cortona, que es un pueblo muy pequeño de la provincia de Arezzo que tenía muchas ganas de visitar. ¿Qué tenía de especial? Tras ver muchos pueblos toscanos nada singular físicamente, pero sí algo que iba más allá: allí se rodó «Bajo el sol de la Toscana«, trama que me recuerda mucho a mi historia fiorentina.

Allí compré una postal de girasoles parecida a la de la película, y hasta encontré la balconada desde donde se rodó esa escena donde ella la escribe.

El lugar lo reconocí de inmediato, fruto de haber visto la película unas 7 veces y una última la noche anterior con Simone, que no la había visto. Por cierto, la peli está disponible íntegra en Youtube.

Después condujimos con el coche por las afueras intentando buscar la casa de la película; no pudimos encontrarla porque, preguntando en el pueblo, nos dimos cuenta de que existen 3: la de la película, la del libro y la de la escritora real. Como cada vez nos dirigían a una dirección diferente y anochecía, abandonamos tras varias vueltas.

El fin de semana se completó con algo de lluvia y otros paisajes por Castiglione del Lago, en Umbria, y por otros pequeños pueblos al sur de Siena. No importaba no haber visto la casa en Cortona, el resto fue más bello aún. Os dejo con una composición resumen de todo el viaje.

Como parada excepcional, os diré que en la vuelta a casa estuvimos en el outlet de Valdichiana con más de 100 tiendas de marca. 100% recomendable. Compré unos jeans slim de la marca Gap que ya os enseñaré, e hicimos parada en la tienda de chocolates Lindt. Ahí va la última ¡una pillada en toda regla!

Mil besos de lunares y, si conocéis o queréis ir por estos lares contádmelo, seguro que puedo ayudaros. Smackkk!

1 Comment

  • Reply
    Desayuno con semillas de lino « Pretty&Olé
    18/11/2012 at 7:35 am

    […] unas semanas estuve en una casa de montaña en la provincia de Siena, durante este viaje. Para el desayuno me enseñaron a hacer un tazón de semillas de lino – también llamada […]

  • Leave a Reply